Al-Anon Se Enfrenta Alcoholismo2018-09-28T14:33:12+00:00

Estimado lector:

Al entrar por la puerta de mi primera reunión de Al-Anon, me preocupaba que yo era diferente y que no pertenecería. Yo no tenía una pareja y tampoco estaba en un noviazgo con alguien que bebiera. No estaba tratando de curar el alcoholismo de alguien más. Yo sabía que yo estaba causando mis problemas, pero había perdido toda esperanza de encontrar una solución.

Lo que no sabía en aquel momento, y que agradezco entenderlo hoy, es que me crie en medio de la enfermedad familiar del alcoholismo. Debido a que el alcohol siempre había sido parte de mi vida diaria, yo no sospechaba que ese fuera el problema. Sin embargo, el alcoholismo en mis antecedentes familiares fue el origen de los patrones negativos en mi vida, los cuales me habían perseguido hasta que llegué a los Grupos de Familia Al-Anon.

Lo que me trajo hasta Al-Anon fue la recomendación de mi consejero de que yo «encontrara apoyo de parte de personas que no estuvieran involucradas en mi drama inmediato». Ella creía que yo había madurado de manera significativa mediante la consejería, pero que necesitaba un sistema de apoyo que alentara mis esfuerzos entre una y otra sesión. Así que investigué y encontré las preguntas en el sitio web de Al-Anon, a las cuales respondí que «sí» en su mayoría. No obstante, todavía estaba preocupada de que no pertenecería.

Lo que descubrí durante esa primera reunión en Canadá, y a lo largo de mis siguientes experiencias durante reuniones por todo el mundo, es que los Grupos de Familia Al-Anon son una hermandad diversa de personas que buscan ayuda y apoyo porque viven con el alcoholismo de otra persona. Los grupos están formados por abuelos, padres, esposos y hermanos, además de otros que han sido afectados por la enfermedad. Todos compartimos el mensaje de esperanza que surge de practicar los Doce Pasos y dar servicio a otros.

Hoy en día, mi vida está llena de esperanza. Mi compromiso de usar los principios del programa me ha permitido tener una carrera vibrante, la cual me ha llevado este año a convertirme en la Directora Ejecutiva de los Grupos de Familia Al-Anon. Las herramientas de Al-Anon también me han ayudado a mejorar mis destrezas de crianza. El programa está diseñado para ayudar con todos los aspectos de la vida.

Si usted se está preguntando si pertenece o no a Al-Anon, ¿por qué no va a una reunión, ya sea en su comunidad local, en línea o por teléfono? Las reuniones de Al-Anon se llevan a cabo en todo el mundo. También hay reuniones en formato electrónico las 24 horas del día, los siete días de la semana, y todas son gratuitas. Los miembros le darán la bienvenida y le alentarán a decidir por su cuenta si el programa le puede ayudar con sus circunstancias.

Muy atentamente,
Vali F.
Directora Ejecutiva, Al-Anon Family Group Headquarters, Inc.

No socializaba mucho

Durante nuestra primera clase en la escuela nocturna, una mujer agradable habló conmigo y finalmente me preguntó si yo