Los lemas de Al-Anon2018-11-09T14:39:13+00:00

Los lemas de Al‑Anon

«A diferencia de algunos principios y prácticas de Al‑Anon cuyo aprendizaje y aplicación llevan un cierto tiempo, los lemas de Al‑Anon son fáciles de aprender y recordar. Quizás los hayan escuchado cientos de veces antes sin tomarlos seriamente o ponerlos en práctica. Después de todo, son frases estereotipadas que se descartan con facilidad; pero es su simpleza lo que los hace tan poderosos».

Cómo ayuda Al‑Anon a los familiares y amigos de los alcohólicos (SB-32), pág. 65

«No es importante que haga comentarios sobre todo lo que escucho. Es importante que suelte las riendas y permita que los demás tomen sus propias decisiones». Esperanza para hoy (SB-27) pág. 142

«Al-Anon me ayudó a ‘dejar vivir’ al enseñarme acerca del desprendimiento y al ayudarme a ver que muchos de mis problemas se originaban en mi afán de entrometerme en los asuntos de los demás». Valor para cambiar (SP-16), pág. 234

«“Hazlo con calma” me indica no sólo que debo aprender a aminorar la velocidad sino también a alegrarme. Hoy lucharé por llegar a una mayor aceptación de mi persona y por disfrutar del día independientemente de lo que haya logrado». Valor para cambiar (SB-16), pág. 93

«Lleva mucho tiempo mejorar nuestra propia actitud y estado de ánimo. La prisa y la impaciencia sólo pueden frustrar nuestros propósitos». ¿Qué es Al‑Anon? (SP-32), pág. 9

«Cuando enumero mis bendiciones, no olvido incluir el don de la esperanza de Al‑Anon». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 366

«Si tratan de mantener una actitud receptiva, podrán recibir ayuda. Llegarán a comprender que ninguna situación es tan difícil que no se pueda mejorar, ni ninguna desdicha es tan grande que no se pueda remediar. (Clausura Sugerida de Al‑Anon y Alateen)». ¿Qué es Al‑Anon? (SP-32), pág. 11

«¿Espero que en la vida todo me salga exactamente como lo quiero? Quizá me convenga considerar atentamente estas expectativas y ver si son conforme a la realidad en mi situación particular. Si estoy continuamente pretendiendo alcanzar la luna, voy a perder muchísimas cosas agradables aquí mismo en mi pequeño mundo».

«La Oración de la Serenidad es una medicina excelente para el descontento». Un día a la vez en Al‑Anon (SB-6), pág. 298

«Un error por día mantiene alejado mi perfeccionismo. Ahora trataré de disfrutar de mi condición humana». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 335

«Mi Madrina me recuerda amablemente: “Progreso, no Perfección”, lo que me alienta a valorarme». Cómo ayuda Al‑Anon a los familiares y amigos de los alcohólicos (SB-32), pág. 339

«Me pidieron que siguiera viniendo. Les dije que tenía que regresar a aspirar la casa, que realmente no tenía tiempo —y que si tenían algo que decirme, que lo escribieran y yo lo revisaría—. Ellos sonrieron y me dijeron: “Solo sigue viniendo”. Intercambiaron abrazos —algo que no me gus‑ taba ni quería hacer—. ¡Salí corriendo de ahí!» Muchas voces, un mismo viaje (SB-31), pág. 191

«Al principio, algunos miembros se rehúsan a asistir a las reuniones, pero al final de cuentas permanecen en Al‑Anon por muchos años. ¿Me rehusaba a asistir a las reuniones de Al‑Anon al principio? ¿Qué hizo que siguiera viniendo?» Muchas voces, un mismo viaje (SB-31), pág. 192

«Cuando dedico un tiempo a la gratitud, percibo un mundo mejor. Hoy observaré los milagros que me rodean». Valor para cambiar (SB-16), pág. 282

«Aun los momentos más difíciles se pueden afrontar con un corazón agradecido, si no por la crisis en sí, al menos por el crecimiento que puede entrañar con la ayuda de nuestro Poder Superior». …En todas nuestras acciones (SB-15), pág. 209-210

«Sólo por hoy decido disfrutar de lo que me ofrece este día. Si no me gusta lo que se me ofrece, le pediré a mi Poder Superior que me ayude a mejorar mis actitudes». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 249

«Siempre recordaré que hoy es lo único que me concierne, y que he de convertirlo en un día tan bueno como me sea posible». Un día a la vez en Al‑Anon (SB-6), pág. 79

«Una parte importante de lo que le doy a mis compañeros de Al‑Anon es la voluntad de escuchar». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 275

«El lema de Al‑Anon ‘Escucha y aprende’ nos recuerda que si tenemos la disciplina de permanecer en silencio y prestar atención a las palabras de otros, podemos aprender muchísimo sobre nosotros mismos y sobre el mundo». Cómo ayuda Al‑Anon a los familiares y amigos de los alcohólicos (SB-32), pág. 97

«El sentimiento de unidad está a sólo dos pasos, así como lo está la reunión de Al‑Anon más próxima». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 203

«Cuando veo cómo se aplica la Primera Tradición a nivel del grupo, recuerdo una vez más cuán importante es la unidad en mi vida….». Senderos de recuperación (SB-24), pág. 139

«En el lema “Mantenlo simple”, a veces la palabra “lo” puede significar el programa mismo». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 74

«Para aprovechar bien el programa de Al‑Anon… “¡manténgalo simple!”» Un día a la vez en Al‑Anon (SB-6), pág. 143

«¿Cómo puedo aplicar ahora “Primero las cosas más importantes” para aclarar una tarea confusa»? Esperanza para hoy, (SB-27), pág. 73

«“Primero las cosas más importantes” nos ayuda a tomar decisiones más prácticas y a aceptar dichas decisiones». Cómo ayuda Al‑Anon a los familiares y amigos de los alcohólicos (SB-32), pág. 69

«Mi manera de responder ante la falta de interés de alguien acerca de Al‑Anon puede trasmitir el mensaje de recuperación mejor que cualquier testimonio personal detallado». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 56

«El problema es que aquéllos que lo necesitan no siempre lo quieren. Podemos compartir nuestras experiencias, fortaleza y esperanza con ellos y ser un buen ejemplo del programa de recuperación de Al‑Anon practicando sus principios en todas nuestras acciones». Senderos de recuperación  (SB-24), pág. 225

«Sólo por hoy buscaré maneras de disfrutar la vida— pararme en un jardín, intentar un nuevo pasatiempo, o llamar a un buen amigo. Puedo buscar el humor. Puedo saborear el amor. Puedo explorar algo nuevo. Quizás sólo por hoy pruebe pararme de cabeza para ver si me gusta la vista». Valor para cambiar (SB-16), pág. 274

«Sólo por hoy encontraré un ratito para estar tranquilo y darme cuenta de lo que la vida es y puede ser; un ratito para pensar en Dios y obtener una mejor perspectiva de mí mismo». Alcoholismo, contagio familiar (SP-4), pág. 17

«Cuando suelto las riendas y se las entrego a Dios para que Él obre en mi vida, el péndulo que oscila entre el blanco y el negro de la obsesión y la indiferencia encuentra su equilibrio en los colores pacíficos de la serenidad». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 76

«Este lema nos permite reemplazar la tensión, la preocupación y el sufrimiento por serenidad y fe». Cómo ayuda Al‑Anon a los familiares y amigos de los alcohólicos (SB-32), pág. 75

«“Vive y deja vivir” me ayuda a mantenerme en mi propio terreno de recuperación, en el que puedo hacer mucho bien, en lugar de derrochar el tiempo en el de los demás». Esperanza para hoy (SB-27), pág. 70

«Nuestra única preocupación debería ser nuestra propia conducta, nuestro propio mejoramiento, nuestras propias vidas. Tenemos derecho a nuestras opiniones de las cosas y no tenemos derecho a imponerlas a otras personas». Alcoholismo, contagio familiar (SP-4), pág. 17