Al-Anon y Alateen en acción2020-02-24T15:09:24-05:00
  • en Accion revistas

¿Promoción o Atracción?

A medida que comienza un nuevo año en el calendario, reflexiono acerca de dónde estaba mi vida antes de Al‑Anon y dónde está ahora. Reflexiono acerca de mi buena suerte al haber encontrado un lugar que me ha

Rotación de servicio

Muchas posiciones de servicio de Al‑Anon tienen un periodo de tres años. En mi caso, fue una fórmula casi perfecta porque, al final de los tres años, sentí que finalmente sabía lo que estaba haciendo. Pero entonces era

Al fin tengo esperanza

Saber que no estaba sola, que otros miembros de Al‑Anon estaban en la misma situación que yo, luchando contra la misma enfermedad, me permitió lidiar con la vergüenza y la culpa asociadas con la enfermedad. También me permitió

Seguir adelante

Recuerdo el dolor de lidiar con mi compañero alcohólico en el área de la intimidad. Aunque él estaba justo al lado mío, yo estaba sola y añoraba el contacto humano, la calidez y el afecto. Pasaban meses y

Retirar suavemente las capas

Cuando llegué a Al‑Anon por primera vez, tenía dudas de hablar. Mi negatividad y vergüenza me habían convencido de que no tenía nada que ofrecerle al grupo. Escuchaba a otros miembros compartir y comparaba mi vida interior con

Los regalos que he recibido

Cuando llegué a mi primera reunión de Al‑Anon, sabía que no llegaba para que mi madre mejorara. Yo sabía que yo era un desastre. También sabía que había algo muy erróneo en mi familia, pero no podía articular

Compartiendo la esperanza de Alateen en Al-Anon

Me ofrecí voluntariamente como Madrina de Grupo de Alateen cuando un consejero académico de la escuela secundaria contactó a Al‑Anon. El consejero conocía acerca de Alateen y tenía cinco estudiantes que referir a un grupo de Alateen, el

Pasar al otro lado

Antes de asistir a mi primera reunión de Al‑Anon, me preguntaba con frecuencia por qué las cosas suceden de la manera en que ocurren. ¿Por qué siempre parece que me estoy sacando de uno u otro lío? No

Dondequiera que vaya…

Desde muy temprana edad, supuse que, si podía lograr que mi madre dejara de estar tan furiosa con mi papá, entonces todo estaría bien en mi mundo. Fue entonces que comenzó mi caótica búsqueda del tesoro. A los

Tan enferma como el alcohólico

Escuché acerca de Al‑Anon hace muchos años, cuando mi terapista sugirió que asistiera para que eso me ayudara con mi esposo alcohólico. Yo había vivido con la enfermedad por mi papá, y ahora me encontraba en las garras