Un día a la vez en Al‑Anon

Este libro sugiere cómo vivir un día a la vez, y la manera de hallar en cada uno de ellos cierta medida de consuelo, serenidad y un sentido de autorrealización.

Desaprueba la idea de vivir pensando en los errores y las desilusiones del pasado; concibe el futuro sólo como una serie de días nuevos, cada uno con renovadas oportunidades para conseguir autorrealización y progreso.

Hoy es una fraccioncita manejable de tiempo, durante la cual no debemos permitir que nuestras dificultades nos abrumen. Esto nos alivia el corazón y la mente de laspesadas cargas del pasado y del futuro.

La hermandad Al‑Anon abarca gente de muchos países, creencias y costumbres. Estos mensajes diarios están dirigidos a personas de todos los ambientes y profesiones. Aunque, generalmente, al referirnos al miembro de Al‑Anon usamos el pronombre “ella”, en la mayoría de los grupos Al‑Anon hay tanto hombres como mujeres.

(*) Los asteriscos refieren al lector hacia el apéndice en la página 374 en donde están identificadas las citas de derecho de autor. Las citas no identificadas son declaraciones hechas por miembros de la hermandad Al‑Anon. Algunos asteriscos (*) pueden también referir al lector a las publicaciones o fraseología Al‑Anon que no se imprime más.

1 DE ENERO

Este año es un libro en blanco en cuyas páginas escribiré la historia de mi progreso personal a través del uso diario de las ideas de Al‑Anon. Recurrí a Al‑Anon como a un último recurso, porque no podía resolver por mí mismo el problema que confrontaba. Sé que puedo afrontar ahora esta situación si aplico la filosofía de Al‑Anon a mí mismo, a mis pensamientos y a mis acciones. Si me dejo llevar por lo que diga o haga el alcohólico, haré borrones y manchas en las páginas de mi año. Trataré de evitar esto a toda costa.

Recordatorio para hoy

Sólo puedo vivir mi vida un día a la vez. Quizá mi confusión y desesperación sean tan grandes que deba hacerlo una hora a la vez o un minuto a la vez, teniendo siempre presente el hecho de que no tengo autoridad sobre vida alguna fuera de la mía propia.

«Sabiendo que nada puede dañarme mientras me apoye en mi Poder Superior, suplico ser guiado a través de cada hora y cada minuto del día. Ojalá que me acuerde de traerle a Él todos mis problemas, pues sé que Él me mostrará el camino que debo seguir.»

¿QUIERES LEER MÁS? ENCUÉNTRALO EN NUESTRA TIENDA