Cuando decidí que la vida no valía la pena, recordé a mi terapista y su recomendación de Al­‑Anon

Durante el mes de septiembre, hay varias campañas de concienciación dirigidas a sensibilizar sobre la prevención del suicidio. Si bien Al‑Anon apoya a cualquier persona afectada por el consumo de alcohol de otra persona, muchos de nuestros miembros han tenido pensamientos suicidas o se han visto afectados porque un ser querido murió por suicidio o intentó suicidarse.

En este vídeo, Magdalena, un miembro anónimo de Al‑Anon, comparte la desesperación que sintió al provenir de una familia gravemente afectada por el alcoholismo. Terminó en un lugar donde sintió que su única opción era asesinar a sus hijos y quitarse la vida ella misma. Por suerte, recordó una recomendación de Al‑Anon de su terapeuta. Participar en Al‑Anon la sacó de la desesperación y le dio los instrumentos que necesitaba para tomar el control de su vida y ser una mejor madre.

Vea su entrevista para saber más.

Si está pensando en hacerse daño a sí mismo, por favor busque apoyo. Puede encontrar recursos locales y nacionales buscando en Internet la «línea directa nacional de suicidio».

Si su vida se ha visto afectada por la enfermedad familiar del alcoholismo, considera la posibilidad de asistir a algunas reuniones de Al‑Anon o Alateen (para adolescentes).

Localizar una reunión

Descargo de responsabilidad:

Esta entrevista fue grabada en el Congreso Internacional de Al‑Anon 2018 en Baltimore, Maryland, Estados Unidos. Se pidió a los miembros que compartieran sobre varios aspectos del programa de Al‑­Anon y su experiencia personal.

El anonimato de los miembros está protegido para que puedan compartir abierta y honestamente sobre su experiencia con la bebida de un ser querido y con el programa de Al‑Anon.

Las opiniones expresadas en este video son estrictamente las de la persona que las dio.

Transcripción del vídeo

Cuando decidí que la vida no valía la pena, recordé a mi terapista y su recomendación de Al­‑Anon

INTERVIEWER: Magdalena, puede compartir con nosotros ¿por qué llegaste a Al‑Anon?

MEMBER: Llegué a Al‑Anon Porque una terapista me sugirió que era un buen programa para mí. Tenía a todos mis familiares que estaban usando drogas y también bebían alcohol sin control, especialmente mi esposo. Mi esposo estaba en la prisión y llegué a un momento de que después me había afectado tanto el alcoholismo que decidí que la vida no valía la pena seguir adelante. Entonces decidí que iba a matar a mis hijos y suicidarme yo también. Entonces, como me sentía tan desesperada, me acordé que la terapista me había sugerido que fuera a Al‑Anon y llegué a Al‑Anon desesperada. Con esa… tenía el gran deseo de seguir, de seguir adelante. No sabía cómo y sabía que Al‑Anon me iba a ayudar.

INTERVIEWER: Y ¿qué aprendiste en Al‑Anon?

MEMBER: Al llegar a Al‑Anon aprendí que el alcoholismo era una enfermedad y que me habia afectado desde que estaba chica porque había vivido con mi padre que es alcohólico. Después me casé con un alcohólico y mi abuelo también es alcohólico. Aprendí que era una enfermedad familiar y que había 12 Pasos, 12 Tradiciones y 12 Conceptos que me iban a ayudar a seguir adelante. Aprendí que como quererme a mí misma y aprendí que si no me quería a mí no podía querer a nadie más. Así que yo quería mucho a mis hijos y aprendí que primero me tenía que cuidar yo para poder cuidar a mis hijos.