La Segunda Tradición nos dice que «Existe sólo una autoridad fundamental para regir los propósitos del grupo: un Dios bondadoso que se manifiesta en la conciencia de cada grupo. Nuestros dirigentes son tan sólo fieles servidores, y no gobiernan». Sin embargo, nos preguntamos ¿qué es una conciencia de grupo? ¿cómo se puede alcanzar?

El Manual de Servicio de Al‑Anon y Alateen 2014-2017 (SP-24/27) explica en la página 54 que «la conciencia de grupo es la voluntad del grupo» y se basa en el usar de las Doce Tradiciones y los Doce Conceptos de Servicio como guías, el «anteponer de los principios a las personas », y el compartir de información como iguales.

Una conciencia de grupo determina por adelantado quién vota y si las decisiones se alcanzarán por una mayoría simple, por dos terceras partes o por tres cuartas partes de los votos. Una conciencia de grupo informada se surge cuando los miembros tienen acceso a toda la información antes de la discusión. Si un miembro no está de acuerdo con el resultado de una decisión de la conciencia de grupo, tiene derecho de enviarle una apelación al grupo que tomó la decisión para que la considere antes de volver a votar o continuar. Todos apoyan la decisión final.