¡No es él, es la enfermedad!

Alateen me ha ayudado de muchas maneras. Solía discutir con mi alcohólico. Casi ni podíamos sentarnos en la misma habitación. Luego fui a Alateen y allí me di cuenta de que no es él, es la enfermedad. Luego mi papá se volvió sobrio, y yo todavía utilizo a Alateen en mi vida cotidiana. Los lemas realmente me gustan. Mi favorito es «Vive y deja vivir» porque me ayudó con mi papá. La Oración de la Serenidad también me ayudó a entender que no puedo controlar a nadie más que a mí mismo.

Lucas
Alateen Talk, verano 2017

2018-08-10T15:33:26+00:00septiembre 6, 2018|Categories: Para adolescentes (Alateen), Para padres alcohólicos|

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.