Los miembros de la familia pueden encontrar apoyo en Al-Anon durante la terapia y después de la misma

Les recomiendo asistir a Al-Anon a los clientes que son miembros de la familia de personas alcohólicas. La participación en Al-Anon apoya el «trabajo» que realizan los miembros de la familia mientras están en terapia. Al-Anon también actúa como un programa eficaz de cuidados posteriores.

Al-Anon les ofrece a estas personas la oportunidad de ponerle fin al aislamiento al que ellas mismas se han sometido, el cual han asumido al vivir en un entorno familiar de adicción. Los miembros de Al-Anon se apoyan entre sí mediante muchas experiencias que cambian la vida. Las pláticas en las reuniones ayudan a los miembros a descubrir opciones y a la vez ellos pueden sentirse capaces de ser libres, flexibles y animados.

Veo claramente que mis clientes se benefician de su participación en Al-Anon al:

  • Desarrollar y mejorar su fortaleza interior y su autoestima.
  • Sentir sus sentimientos.
  • Reconstruir y asumir la responsabilidad de sus vidas.
  • Establecer límites saludables.

La terapia ofrece un entorno seguro para que los miembros de la familia lleguen al fondo de sus problemas de conducta y de creencias, los cuales son limitadores. La misma está disponible de vez en cuando, cuando las cosas se ponen difíciles. Sin embargo, Al-Anon actúa como hermandad que brinda apoyo para un mayor crecimiento y desarrollo para vivir a lo largo de toda la vida.

Michael Yeager, B.A., LCDC, CAS
Houston, Texas

 

Dejar un comentario