No tomes a mal el que no deseen hacerlo. Podría ser que nuestros amigos no entiendan la enfermedad del alcoholismo. A lo mejor se sientan incómodos en tu casa, pero no contigo. No te aísles de ellos ni de las actividades en que participas en grupo. Una actitud positiva puede servirles de ejemplo a otras personas que tengan problemas similares.

2017-07-21T11:48:22+00:00 julio 21, 2017|0 Comments

Dejar un comentario