Comprendemos que es un proceso engorroso y que estas guías requieren que Ud. se prepare con antelación. Para continuar trasmitiendo el mensaje de esperanza de Al‑Anon y Alateen a los familiares y amigos de los alcohólicos debemos proteger lo que es nuestro por derecho propio. Como sucede con las Tradiciones, una sola violación puede poner en peligro a toda la hermandad. (Por ejemplo, si otra organización toma una cita de uno de nuestros folletos o de «The Forum» y los utiliza en una campaña para obtener una ley relacionada con el alcohol sin nuestra autorización por escrito, esta cita podría dar la impresión de que estamos apoyando causas ajenas.) Cada uno de nosotros puede contribuir asegurándose de que: Cuando alguien, dondequiera que sea, pida ayuda, que nunca falte allí la mano de Al‑Anon y Alateen, y —Que empiece por mí.

2018-01-02T16:44:53+00:00 enero 2, 2018|

Dejar un comentario